miércoles, 6 de marzo de 2019

Técnicas de Control Mental


Saludos a todos:

Estás son las Técnicas de Control Mental, las cuales llevarán a subpáginas que analizarán con más detalle cada aspecto...

Esta sección forma parte del Indice de Manipulación Mental...


1. CONTROL DEL ENTORNO                                                  

1.1. Fijación de la residencia                                                      
El Miembro no puede fijar libremente su residencia, sino que esta es fijada por:                                    
- Los dirigentes, aduciendo diversos motivos, normalmente derivados de supuestas necesidades del Grupo.                   

- La misma estructura de funcionamiento: Todos los Miembros viven en comunas, granjas, monasterios o similares.                      

Con este método se consigue aislar al sujeto de su entorno habitual, especialmente de familiares y amigos, evitando el que puedan influir para alejarle del Grupo.                              
También la pérdida de referencias del entorno contribuye a que el sujeto se haga más dependiente de la organización.                              

1.2. Utilización de un vestuario identificativo                                                
Los miembros del Grupo visten de manera diferente al resto de la población. En ocasiones el vestuario se impone mediante “recomendaciones” y otras presiones ideológicas. En otros casos la uniformidad y diferencia resulta simplemente de la imitación de los dirigentes, en especial de la imitación al Líder.                             

La indumentaria así cumple una triple función:                                

- Aísla al Grupo del entorno.                   

- Une a los miembros entre sí, a la vez que se sienten “especiales” y diferentes.                          
- Sirve como publicidad permanente.                          

1.3. Realización de conductas rituales características
Estas conductas consisten en gestos, saludos, posturas, etc., que distinguen a los miembros del Grupo de los demás.                            

Su finalidad es, al igual que con el vestuario, aislar a los miembros del entorno y unirlos entre sí mediante un sentimiento de identificación en la diferencia.                                    
1.4. Cambio de nombre del Miembro                                                    
Este es otro elemento más que contribuye a la perdida de la identidad anterior del sujeto. Cuanto más lejano quede la anterior identidad mayor necesidad y dependencia del Grupo.                             
                                                         
1.5. Control psicobiológico                                                          
Se trata de mantener al Miembro en un estado físico que le dificulte abordar una reflexión pausada, de manera que su conducta resulte ser lo más mecánico posible. Se consigue por tres métodos principales:                                      

1.5.1. Dieta:                        
- Se prescribe una dieta pobre en proteínas y baja en calorías.           

- Las proteínas son necesarias para el adecuado funcionamiento del sistema nervioso, y en concreto, del cerebro. Su reducción puede afectar la capacidad de concentración, la memoria, la atención, etc.             

-La reducción de calorías provoca un estado general de agotamiento permanente con somnolencia. Es conocido que los ayunos mantenidos durante días llegan a producir estados alucinógenos.             

1.5.2. Sueño:                                   
- Se duerme poco, 4 o 5 horas diarias. Esto, combinado casi siempre con una dieta baja en calorías, refuerza el estado semihipnótico de agotamiento permanente.            
1.5.3. Actividad física y mental continúa:                               
- El Miembro está constantemente sometido a la realización de actividades. En unos casos son de acción externa: Propaganda, venta de objetos, predicación, negociaciones, etc. En otros casos la acción se integra dentro de las actividades del Grupo: Rituales, reunión, oración, cursillos, etc. Se trata de evitar que el miembro tenga tiempo libre, tiempo que puede ser utilizado para pensar y, en concreto, para replantearse su actual forma de vida.                
                                                         
2. CONTROL DE LA ACTIVIDAD/COMPORTAMIENTO                                                
2.1. Horarios rígidos                                                         
La actividad se organiza diariamente en un horario inflexible, que puede variar según el día de la semana. Con ello se consigue una habituación a la actividad y generar una sensación de seguridad y culpa cuando se incumple con el mismo. También se trata de evitar el tiempo libre, pues ¡puede ser tiempo para pensar!                             

2.2. Fijación continúa de metas inmediatas                                                   
Se trata de que el Miembro siempre tenga algo que hacer. Esas metas funcionan como reguladoras de la actividad. De forma que impiden el cuestionamiento general de lo que se está haciendo: lo importante es la acción, no la reflexión.                             
En ocasiones son metas de imposible o muy difícil consecución, con lo que se crea un sentimiento de frustración e inferioridad que es utilizado por los dirigentes para culpabilizar y manejar a los miembros.                                     

2.3. Dependencia económica                                                      
El Miembro no tiene bienes de su propiedad. Todos sus recursos económicos se entregan al Grupo, el cual, a través de los dirigentes, los administran.                               
Como consecuencia el Miembro debe pedir el dinero a los jefes y, a la vez, justificar ante ellos en qué lo van a gastar. En tales casos, el Control de la Actividad puede llegar a ser casi total.                               

2.4. Control autoritario                                                    
El Miembro debe pedir permiso para realizar gran cantidad de actividades, entre otras al verse con antiguos amigos o visitar a la familia. En ocasiones debe de dar cuenta diaria de todas sus actividades al superior correspondiente.                                

2.5. Permanencia continúa en Grupo                                                   
Se trata de que el individuo no se encuentre solo en ningún momento. Se realiza el trabajo junto a otros Miembros del Grupo, con ellos se come, e incluso hasta se duerme en dormitorios colectivos. Así la presión grupal se torna asfixiante y el sujeto apenas puede pensar individualmente.                                

2.6. Director espiritual                                                     
A cada nuevo Miembro del Grupo se le asigna un “director espiritual”. No siempre se le da ese nombre, pero sus funciones sí son las mismas: Adoctrinar y guiar los pasos del novato.                            

Con este sistema se matan dos pájaros de un tiro:                                     

- Se incrementa la presión y control sobre el recién llegado, que es ejercida por otra persona constantemente.                         

- Se cierra la red sobre el “director espiritual”. Este es un Miembro más antiguo, al que se “premia” con tal posición: Como se ve obligado a adoctrinar y a hacer de policía, su grado de compromiso en el Grupo aumenta.                         

2.7. Funcionamiento interno autoritario                                                         
Todos estos Grupos tienen estructura piramidal. Los Miembros no tienen capacidad para elegir a los Líderes, en general, ni al Gran Líder en particular. En ocasiones se establecen pseudosistemas democráticos basados en la elección de “delegados” o “representantes”, pero, en todo caso, está prohibida la democracia directa.                                 
En la punta de la pirámide está el Gran Líder.                                  
Por otra parte, las decisiones de la jerarquía no pueden ser objeto de verdadera crítica. El Miembro solo puede acatar y “comprender”.                                   

2.8. Sistema de premios y castigos                                                      
La actividad es constantemente evaluada. Se pasa del premio al castigo sin solución de continuidad. Con ello se genera un estado de indefensión emocional que empuja al Miembro a someterse a los dirigentes.                                     

Sistema de premios:                             

- Alabanzas.                     

- Entregas de bienes.                   

- Promoción dentro de la organización.                        
                                                         
Sistema de castigos:                             

- Acusaciones.                            

- Críticas.                         

- Realización de tareas domésticas (limpieza de lavabos, lustrar los zapatos de los demás miembros, etc. …).                       

- Ayunos.                         

- Duchas de agua fría.                          

- Vigilias.                         

[…]                       

Se suele buscar la participación activa del Miembro en el castigo, con ello se evita la culpabilización de los dirigentes y se consigue un mayor sometimiento psicológico.                                      
2.9. Conductas extravagantes                                                   
Estas conductas consisten en la adopción de posturas extrañas, realización de saludos desacostumbrados, gestos raros y la utilización de palabras especiales.                            
Con todo ello se consiguen los mismos efectos que con el vestuario identificativo: Aislar a los Miembros del entorno y unirlos entre sí mediante un sentimiento de identificación en la diferencia.                                  

2.10. Imitación del Líder                                                 
Es un subproducto del Control Mental. El Líder, y a partir de él, los dirigentes son para el Miembro personas carismáticas a las que, consciente o inconscientemente, se quiere parecer. La imitación se realiza en gestos, vestuario, corte de pelo, etc.                                
                                                         
3. CONTROL DEL PENSAMIENTO                                                   

3.1. Manipulación de los procesos mentales                                                  
Se emplean diversas técnicas para conseguir que el Miembro no tenga “malos” pensamientos. Cuando estos aparecen se interrumpe el normal proceso mental mediante:                                  

- Cambiar a otro pensamiento “positivo”.                     

- Recitar frases, palabras u oraciones, tanto internamente como en voz alta.            

- Terminar con la situación que produce “malos” pensamientos: Abandonar la sala, acabar la conversación, dejar de leer el libro o la revista…                     

3.2. Ideología y verdad única                                                     
No se admite que la ideología pueda ser objeto de controversia. Solo hay una “verdad “y una ideología válida: La del Grupo.                             

3.3. “Todo es blanco o negro”                                                    
Las ideas se simplifican y dicotomizan. Con ello se pone al Miembro contra las cuerdas: O acepta el punto de vista del Grupo o está en contra de él. Tal radicalización funciona como cemento para cubrir las grietas por las que pueden entrar pensamientos diferentes a los oficiales del Grupo.                               

También se divide el mundo entre “lo bueno” y “lo malo”, resultando que todo lo “bueno” está en el Grupo, y todo lo “malo” fuera.                                   

3.4. Doctrina Total                                                 
Se puede defender que está científicamente probada.                                 

Así pues, el Miembro no tiene por qué buscar respuestas afuera, ni tampoco tiene nada que aportar a la misma. Su actitud hacia ella ha de ser de sumisión, al igual que con sus superiores.                               

3.5. La actividad intelectual del adepto es innecesaria                                           
Es una consecuencia de la Doctrina Total. El Miembro no necesita pensar por su cuenta, la doctrina lo hace por él. Así pues, lo único que tiene que hacer es limitarse a resolver asuntos prácticos.                             

3.6. Simplificación del lenguaje                                                 
Siempre se está dando vueltas a los mismos temas. Por ello se genera un lenguaje propio del Grupo. Dicho lenguaje está empobrecido en la misma medida en que la experiencia de los sujetos se encuentra limitada.                                    

3.7. Conceptos tipo                                                           
Se utilizan esquemas simplificados para dar soluciones simplificadas a problemas complejos y diferentes. Las soluciones convienen a los dirigentes (líderes).                                     
Pongamos un ejemplo concreto:                                 
Una discusión entre dos Miembros del Grupo, el planteamiento de una crítica al funcionamiento de la organización, se reducen a un “problema Caín-Abel”, y siempre se resuelve de la misma forma: Caín debe someterse a lo que dicta Abel. Cuando la crítica se plantea entre Miembro y jerarquía Caín siempre es, por supuesto, el Miembro.                                    

3.8. Limitación de la crítica a la jerarquía o al Grupo
La limitación puede llegar a ser total.                                    

En ocasiones se fuerza al Miembro a manifestar libremente sus críticas con el único objeto de ponerle en evidencia y después “machacarle”.                             

3.9. No admisión de la crítica externa                                                 
No se admiten las opiniones de los que no forman parte del Grupo. Es más, incluso si se publican noticias en los medios de comunicación que perjudiquen la imagen de la organización, se dice que dichas informaciones son falsas.                                

Por otra parte, si la verdad es única y está en la doctrina: ¿Qué valor puede tener la opinión de alguien que no la profesa?                                
                                                         
4. CONTROL EMOCIONAL                                                     

4.1. Miedo y culpa                                                  
El miedo y la culpa son dos medios sencillos con los que los dirigentes fuerzan la sumisión de los miembros.                                 

4.1.1. La Culpa                                            
Se hace sentir al sujeto culpable de hechos o situaciones en las que no ha intervenido, o que no tienen gran importancia:                       

- Culpa de hechos históricos-sociales (Por ejemplo, del lanzamiento por los Estados Unidos de la bomba atómica sobre Hiroshima).            

- Culpa social (Por ejemplo, por el hecho que haya gente que muere de hambre).              
- Culpa individual (Por ejemplo, por haber copiado en exámenes).                

- Culpa de identidad (Por ejemplo, por no ser capaz de utilizar todo su “potencial”).            
4.1.2. El miedo                                           
Se utiliza para aprisionar a los Miembros dentro del Grupo y mantenerlos sumisos:                      
- Miedo a supuestos enemigos exteriores. El Grupo es la única salvación.                 

- Miedo a ser descubierto por los líderes realizando acciones prohibidas.                  

- Miedo a las consecuencias hipotéticas y nefastas que se derivan de la acción del sujeto, cuando no se atiene a las normas dictadas.                 

4.2. Redefinición de los sentimientos                                       
En especial del sentimiento de felicidad, que deja de ser un valor en sí mismo para convertirse en el subproducto de la obediencia, del desprendimiento o de la misma desgracia del sujeto: ¡Eres feliz porque eres desgraciado!                                

4.3. Supervaloración de la lealtad y la devoción                                                       
Dos valores que, puestos en primer plano, fuerzan al Miembro a la sumisión al Líder y al Grupo.                                  

4.4. Eliminación de los sentimientos negativos hacia los Líderes o al Grupo
El Miembro es vigilado en tal sentido, forzándosele a la autocrítica y al arrepentimiento cuando manifiesta cualquier tipo de sentimiento negativo hacia el Líder o al Grupo.                                 
4.5. No pensar en sí mismo, solo en el Grupo                                                
Cuando el Miembro se preocupa por sus propios problemas o circunstancias, se le acusa de individualismo y egoísmo; de tal forma que se genera un sentimiento de culpa inmediato cada vez que intenta replantearse su relación o pertenencia al Grupo.                              
4.6. No criticar al Líder, pero sí criticarse a sí mismo
Con tal actitud se genera la sensación de que el Líder es perfecto y de que todos los problemas que surgen son originados por el propio Miembro.                                  

4.7. Control sobre las relaciones interpersonales                                                     
El Grupo, o más generalmente el Líder, fijan cuales han de ser las amistades del miembro. Incluso se llega a determinar cual tiene que ser la pareja, y hasta se fuerza el matrimonio con una determinada persona como obligación.                                 

En la misma línea, se le somete a prácticas sexuales no acostumbradas en el entorno social (continencia absoluta, promiscuidad, etc.).                                    

4.8. Generación de desequilibrio emocional                                                   
Se consigue mediante la sucesión de alabanzas e insultos, según la conveniencia de la situación. Con ello se hace pasar al Miembro de estados de euforia a estados de depresión. El resultado es su indefensión afectiva.                             

4.9. Críticas y confesiones en público                                                  
El Miembro se autocastiga públicamente, identificándose de forma neurótica con la doctrina y el funcionamiento del Grupo. Se obtienen altas cotas de sumisión.                             
Para terminar de obtener todo el “jugo” de la situación, se toma nota por el Líder de los contenidos de las confesiones, que luego son brutalmente utilizadas contra el miembro cuando ello es necesario.                              

4.10. Implantación de fobias para el caso en que se quiera abandonar al Grupo                                                       
Según el caso, se amenaza al Miembro con toda clase de males que le sobrevendrán en cuanto deje el Grupo. Entre los más utilizados están:                                  

- El Miembro se volverá loco.                           

- El Miembro será asesinado.                            

- El Miembro acabará suicidándose.                   

- El Miembro se convertirá o volverá a ser un drogadicto.                   

[…]                       

4.11. Doble moral: Externa e interna                                                   
Dentro del Grupo predomina la verdad y la ética, pero en la relación con los extraños todo vale para conseguir los fines buscados. Así se implica al Miembro en un actuar inmoral que le ata más a la organización.                              
                                                         
5. CONTROL DE LA INFORMACIÓN                                                

5.1. Mínimo acceso a la información externa                                                
Es curioso observar cómo Miembros de organizaciones destructivas están fuertemente desinformados, no solo de lo que acontece en el mundo en general, sino incluso de aquello que afecta a su propio Grupo. Esta situación se consigue con diversos medios:                              
5.1.1. Mínimo acceso a la TV, prensa, radio, revista, libros e Internet.              
Apenas se lee otra cosa que no sea la propaganda del Grupo. Limitación de muchas/todas las formas de comunicación con los que están fuera del Grupo. En algunos casos hasta los manuales (Biblia, Bhagavad-Gita o similares) tienen que ser autorizados por el Líder, de tal manera que incluso la fuente originaria de las doctrinas queda oculta al Miembro.                                   

En lo que se refiere a los medios de comunicación social, no hay tiempo que perder en ellos, más aún si se tiene en cuenta que están desautorizados por el simple hecho de ser externos al Grupo.                              

5.1.2. Intervención de la correspondencia y de las comunicaciones
En casos límites, se llega a abrir la correspondencia del Miembro antes de que le llegue; bien de forma regular o más continuamente de forma esporádica.                                    
El extremo llega cuando, normalmente por la forma en que está organizada la comunidad, incluso las llamadas telefónicas son controladas y eventualmente escuchadas.                                  

5.1.3. Exigencia de evitar contactos con exMiembros del Grupo  
Es un tema tabú: Todos los exMiembros son individuos insanos y que solo pueden aportar información negativa o falsa.                                  

5.1.4. Fraccionamiento de la información                                                       
El Miembro nunca tiene claridad del verdadero estado de la organización. Normalmente solo tiene información local, y a veces ni eso:                             

- No conoce totalmente la estructura piramidal existente sobre él.                          

- No conoce el estado económico global de la organización.                          

- No tiene cabal noticia del conjunto de actividades que realiza el Grupo.                          
- Desconoce lo que su organización hace en otras regiones o países.                       

[..]                       
5.2. Eliminación de la actividad interna para procesar la información
Además de impedir o dificultar la obtención de información, se procura que el Miembro no tenga oportunidad de procesar la poca que recibe. Para ello, además de lo indicado arriba, se emplean tres métodos específicos:                             

5.2.1. Prohibición de discusiones privadas sobre el Líder, el Grupo o la doctrina                                                       
Cualquier opinión sobre tales extremos se ha de manifestar públicamente, y de ser posible, ante el Líder de la organización. De tal forma se controla y reprime cualquier intento de crítica, así como que los miembros puedan generar puntos de vista “incontrolados” o “no autorizados”.                             

5.2.2. Desprecio y críticas a los “preguntones”                                                        
El que hace constantemente preguntas molestas acerca de la doctrina o el funcionamiento del Grupo, es etiquetado como “preguntón”. Así se evita el tener que responder a cuestiones embarazosas, como si el responsable de la existencia de tales preguntas fuera el propio Miembro.                                    

5.2.3. Diversos niveles de verdad                                                         
En ocasiones se hace un “misterio” de asuntos que deberían ser obvios, diciéndole al Miembro que no está aún “maduro” para comprender ciertas cosas.                                    
Se diseña así una especie de “camino de perfección”, solo al final del cual se harán patentes todas las verdades… Mientras tanto, hay que tener paciencia y dejar de preguntar.


En construcción...

Gracias por leer.

Metamorfosis

No hay comentarios:

Publicar un comentario